Volviendo y con un pedido que vuelvan los caballeros.


Bueno en realidad nunca me fui del todo, sólo deje de postear por acá. Hoy en esta tarde triste y gris tuve ganas de debatir sobre la falta de caballerosidad de los hombres hoy día.
En general se matan por subir primero al tren, subte o colectivo, jamás dan el asiento (o leen o se hacen los dormidos), raras veces ceden el paso (excepto claro, que quieran quedar bien con una mujer que les guste), por eso cuando alguno lo hace lo miro como si fuera un bicho raro, y más de una vez descubrí que me habian robado la billetera, por eso ahora aunque me cedan el paso los miro mal y tomo fuerte la cartera.
No hace tanto tiempo el hombre cedia el paso, protegía a la mujer caminando del lado exterior de la vereda (siendo su pareja o no), en fin pequeños detalles que marcaban la diferencia.
Según la socióloga Susana Saulquins "la caballerosidad también tiene que ver con estar atento al otro y no a uno, ver lo que necesita. Todo esto se complicó en medio de la cultura de masas, que comenzó en 1960, donde todo se volvió homogéneo, más chato. Las mujeres han ganado espacio y pasaron a ser autosuficientes, y la caballerosidad intimidó a muchas", en tanto José Osvaldo Casás opina que "la vida de la sociedad se maneja con la ley de la selva, el sálvese quien pueda . Se han perdido muchos de esos gestos cuidados y elegantes, que han pasado a tercer plano. No hay tiempo para ocuparse de cierto tipo de delicadezas. No es que se sea menos caballero, sino que todo es más difícil".
Yo opino como la sociólaga Saulquins, nosotras con nuestro aire de todolopodemos perdimos poco a poco ese lugar de priviliegio, de fragilidad, de necesidad de que el hombre nos proteja, nos cuide y ahora es una lucha cuerpo a cuerpo para conseguir un miserable asiento y encima nos ganan porque tienen más fuerza (por eso yo les clavo el taco finito) .
José Osvaldo Casás abogado, juez del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, considerado por quienes lo conocen como un caballero con todas las de la ley

36 comentarios:

Mariela Torres dijo...

Te cuento que quedan algunos caballeros. Mi marido baja primero del colectivo y luego me toma de la mano para bajar. A mí y a toda mujer familiar o amiga que me acompañe, sin importar su edad.

Besos.

Dama dijo...

¡¡¡ Elsa!!! gracias preciosa por tu visita, sabía que podía seguir contando contigo.

A mi lo de la caballerosidad siempre me ha gustado, aunque hoy en día aquí en España se confunde con machismo. Que cosa más bonita hay que un hombre te abra la puerta y te deje pasar primero, que te coja la mano y te ayude a bajar del coche, que te invite a cenar y pague el.... en fin todo esto forma parte de los valores que no me canso de decir y escibir que nos faltan.

Mil besitos a flor de piel.

Gracias gracias y gracias.

Polin dijo...

yo estoy de acuerdo contigo!!! Definitivamente los hombres han dejado de ser caballeros...a mí me gusta mucho que lo sean, tiene un encanto especial.

María dijo...

Me alegro mucho tía Elsa que no te hayas ido del todo y que sigas posteando en tu blog, y además, veo que has cambiado de look.

Creo que cada vez hay menos caballeros, de esos que te abren la puerta para que pases tú primero, o te ceda un asiento, creo que había antes más delicadeza en ese aspecto, esos valores cada vez se están perdiendo más.

Un abrazo.

Genín dijo...

Si, tienes razón, pero para ser ecuanime con el tema, es complicado, son otros tiempos, la mujer pelea por la igualdad y los hombres se la conceden, yo soy de los de antes pero comprendo a los de ahora.
Ahora las mujeres persiguen a los hombres y estos huyen de ellas, yo me quedo alucinado, nadie quiere compromiso, solo disfrutar del placer sexual que ahora, la mayor parte de las veces es propuesto por la mujer, o al menos, liderado.
Son otros tiempos, pocos montan a caballo ya, de ahí que haya pocos caballeros...jajajaja
Pero hablando en serio, yo no reconozco a esta sociedad y no me gusta.
Besos y salud

miscosturas dijo...

hola,(primera vez por aquí),dejando un comentario,mi modesta opinión es que nosotras los corrimos!!!!!no le damos lugar,y ellos ya no saben como actuar ante tanto avasallamiento femenino, ¡y la verdad es que padecemos del síndrome del gataflorismo!o no ?simple pregunten a un hombre,no se sorprendan ,caballeros quedan y muchos, seamos mas femeninas, ellos estan ,besos, Nelly

BeMe dijo...

no se puede todo en la vida...

muchas mujeres quieren igualarse a los hombres y otras queremos que mantengan su caballerosidad, y eso los desconcierta.

me alegro que hayas vuelto!!!

besos

María dijo...

BIENVENIDA!!


Creo que, como bien escribiste, nosotras hemos forjado nuestro destino. Me gusta que así sea, en verdad, yo creo que tine tanto derecho a viajar sentado una mujer como un hombre, a menso que se trate de una embarazada, un discapacitado, una mujer con un bebé, en fin, hay excepciones.

Beso!

Sol dijo...

Hola Tia:
es cierto lo que contas y me sucede algo parecido.
Todo esta raro, uno anda con miedo asi que en cuanto te descuidas un segundo te roban.
De todas maneras existen todavia caballeros, son los menos pero hay.
Buen fin de semana !

JAVI dijo...

Bienvenida!!!Aunque como dices nunca te fuiste del todo.Mmmmmm ser caballeros parece que ya no es algo de estos tiempos...qué penaque las algunas buenas costumbres se vayan perdiendo.
Feliz de tenerte de vuelta y qué tengas un precioso fein de semana!!!

Mariana dijo...

Cuando llegue a Holanda me llamaba mucho la atencion que aca los hombres no te abren la puerta, no te dejan pasar primero, no pagan ni nada de esas cosas que uno tomaba como...de caballerosidad. Nada. Mi marido tampoco. Y se lo hice notar y para el eso de "las mujeres y los niños primero" era un slogan de la edad media mas o menos. No lo criaron asi porque el es hijo de una mujer feminista, liberada de los 60. Es un logro feminista eso de que no nos traten como algo a proteger sino como un igual. Que te protejo a vos? si somos iguales protejeme vos a mi... o que nadie proteja a nadie! ajajaja esas cosas...
A mi me chocan. Entiendo el tono simbolico subyacente y entiendo como las feministas deben estar contentisimas con eso. A mi me sigue cayendo mal que un hombre (o mujer quien sea) me largue la puerta en al cara, me empuje para pasar primero o cosas del estilo...

LUX AETERNA dijo...

No me sorprende viniendo de un abogado!

Quizás en parte eso sea por culpa de un feminismo absurdo y tambien por la mala educación, si a un chico le enseñas determinadas pautas eso se le hace carne y nunca va a dejar de hacerlo.

Te mando un beso

Assumpta dijo...

holaaaa!!! regresaste!! ;-))

Es que resulta un poco ilògico estar luchando por la igualdad pero seguir pidiendo que nos cedan el asiento o nos abran la puerta :-)

Ahora bien, otra cosa es que vayan empujando... eso es de muy mala educación, pero tanto en un hombre como en una mujer.

A mi mi marido siempre me ayuda a subir i bajar en el tren, escaleras, etc. però es que yo tengo un problema articular. Lo hace de muy buena gana y le sale ya de natural ;-))
Ahora bien... si yo estuviese bien, no sé si esperaría que me ayudase o subiria sola, tranquilamente :-)

Besoootess :-)

Lola dijo...

Tía, qué lindo tenerte de vuelta, y especialmente que no hayas necesitado ningún medio de transporte público para hacerlo (porque sino estábamos fritos! jaja)
Yo creo que lo cortés no quita lo valiente, o en este caso sería al revés, que las mujeres tengamos otras responsabilidades no debería quitar que por ejemplo igual para estar bien vestidas tenemos que usar tacos o para tener un hijo quedarnos embarazadas y aunque sea por eso mismo la caballerosidad debería seguir existiendo a pesar que las mujeres no sean damitas para estar en casa nada más.
Hace pocos días estaba viajando en un taxi y el conductor le cedió el paso a una señora que iba con un nene. En un primer momento el taxista protestó porque la señora tardó en cruzar y después no hizo ningún gesto de darle las gracias, pero después él mismo reflexiónó que lo que seguramente le pasó a la señora es que quedó tan sorprendida de ése gesto, tan poco común en éstos días, que no atinó a reaccionar ni rapido (para cruzar) ni apropiadamente (para agradecer).
Hay algunos hombres que mínimamente te dejan subir antes al colectivo (aunque sea porque dicen que es sólo para "mirarlas de atrás" a las mujeres), aunque algunos es de peor gusto que eso y sólo dejan subir antes a las que les resultan interesantes.
En cuanto a ceder el paso cuando sos peatón, creo que en eso mujeres y hombres van igual de parejo en ser poco solidarios... aunque te vean con una criatura a cuestas o cargada de bolsas...

Besos!

Mar dijo...

Tía Elsa!!!, que bueno tenerte por aquí de nuevo. Yo tampoco me he ido del todo...
Besotes.

Gabriela dijo...

Mi marido no es nada caballero.
Bueno, miento si digo NADA, pero es muy poco caballero.

Me alegro mucho por tu regreso bloggeril

Cecy dijo...

Que lindo leerte, me gusta, claro que si.
Aunque el tema es bastante incomodo, ultimamente esto se plantea bastante en diversas conversaciones.
Todavía creo que existen algunos caballeros.

Te quiero Elsa.

Besotes.

Clara dijo...

¡Jaaajajajaj... nos mataste, con lo del "taco finito"!
Todo lo expuesto, es cierto, pura y dolorosa realidad. ¿Podremos cambiarla?, tal vez, si cada uno comienza dando el primer paso... ¡comencemos ya mismo! Es una cuestión de actitud.
¡¡Volviste Tíaaaa!!

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

¡Jaaajajajaj... nos mataste, con lo del "taco finito"!
Todo lo expuesto, es cierto, pura y dolorosa realidad. ¿Podremos cambiarla?, tal vez, si cada uno comienza dando el primer paso... ¡comencemos ya mismo! Es una cuestión de actitud.
¡¡Volviste Tíaaaa!!

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

De la emoción, nos equivocamos y salimos dos veces, perdón... tres.

yayis dijo...

como siempre tienes muchaq razon tiita, aqui en mexico te ven embarazada o con baston y se hacen los tontos y los dormidos, a mas de uno he quitado el asiento con tacos no tan finos jejeje... pero defiendo mis derechos como mujer y como discapacitada...

gracias por las visitas y me da cosa que todo este tan seco por alla, esperemos que pronto el clima mundial mejore

Fabiana dijo...

Tiuchi!!! Que alegría!! aunque ando vaga yo tambien por estos lados, estoy tratando de ponerme al día.
...Mirá, con el tema de "que vuelvan los caballeros", hay un poco de todo creo, si se trata de generaciones los más chicos no saben que es eso, algunos optaron irse para el otro lado asi que mucho no les importa, y el tema de la inseguridad nos tiene tan mal que si vemos demasiada amabilidad empezamos a desconfiar, pero eso no quita que algunos quedaron, eh!!

Bueno espero que me hayas entendido ya que me estoy cayendo de sueño y no queía pasar sin saludarte!! jaja

Besotes!

E dijo...

Hola again!!!

Yo amimarido lo cago a pedos por poco caballero mirá! Pero el por lo menos con las viejitas lo es!

besaso tia!

Van dijo...

Tía que bueno que volviste!
con éste tema del embarazo... cada día me sorprendo mas de lo poco caballeros que estan los hombres. Ni se fijan en mi estado.
besos!

Blue Fairy meets Gepetto dijo...

Tia: te digo que no solo faltan caballeros, que quizas por nuestra propia culpa no se animan a serlo, sino que tambien falta gente amable.
ahora con el embarazo lo vivo dia a dia, ayer por ejemplo bajando del avion desde Chile nadie fue capaz de darme una mano para bajar un bolso y volverlo a subir por otra escalera porque no nos habian puesto manga. o se ofenden si te hacen pasar primero en una cola, o te empujan para pasar primero.
decadentes totales!

caballero por suerte todavia es mi marido, que me abre y cierra la puerta del auto. son detalles de que me hacen sonreir pero que en el fondo aprecio.

LOLA dijo...

Si Tía, estoy de acuerdo contigo...todo ese feminismo nos quitó nuestro poderío....que vuelvan los caballeros.

Además...se siente bonito.

Lola Cienfuegos

Solo *AnDy* dijo...

Totalmente. Somos todos una manga de mal educados!!!!, incluidas nosotras. jajaja
Besitos Tia !!!!

Anird Najela dijo...

¡¡¡Que suerte tu regreso al blogg, Elsa!!!

Las cosas buenas deben persistir...

Muy bueno y cierto, tu post.

Un abrazo de tu amiga de Ciudadela: Anird.

grace dijo...

Te quiero
amiga gracias por estar siempre besotes grace

Arabela y yo dijo...

hombres muchos caballeros pocos...
hermoso el decorado de tu blog
hermoso q siempre estes
besos

Maite dijo...

Soy hija de un gran caballero, cosa que ha heredado mi hermano, y alguno más conozco pero... muy sueltos, la verdad.
También los conozco que lo son al principio y cuando toman confianzas dejan de serlo... es decir, pura fachada.
Me encanta que no te hayas ido nunca, un beso enorme

Séneca dijo...

Quedarán caballeros, lo difícil es encontrarlos.
Tía Elsa, estoy encantada de encontrar un blog tan bueno como el tuyo...yo firmo como Séneca. Me gustará que pases por mi blog, cumplido el medio siglo tenemos que buscar alianzas. Un cordialísimo saludo.

Gabriela Maiorano dijo...

Hola Elsa!! Pasé por el blog, lo vi en el de Ivy y me encantó, te felicito.
Saludos

Séneca dijo...

Tía Elsa, gracias por tu visita. Andamos de un lado a otro buscando caras conocidas y en ocasiones la amistad podemos encontrarla en caras que solamente veremos virtualmente.

RECOMENZAR dijo...

Gratificantemente hermoso tu blog volveré me gusta el sabor de tus letras

La Gata Coqueta dijo...

La sociedad a decidido en su día que había que fomentar la igualdad en la mujer y que saliese a trabajar igual que el hombre para hacerles ver que necesitan usar los dos sueldos para vivir mejor...

Y a partir de esos tiempos cambio el ciclo, cada cual si está a gusto es su problema... yo opino diferente.

La mujer que pueda estar en casa preparando la comida llevando cuenta con los hijos, no en la calle probando de todo y la mitad de las veces sin retorno, unos maridos buscando lo que en casa no hay porque siempre duele la cabeza...

Es acaso por eso se pierde alguna libertad, si la llevas contigo aun siendo ama de casa, para largarte de ella a media mañana una ver terminadas todas labores y pasar a dedicarte a lo que más te guste para seguir creciendo...

Y no sigo para que no halla malos entendidos.

Yo trabaje siempre fui autónoma y libre total siendo atendida como lo que se es una señora... y no un objeto de paso.

Un abrazo mi querida amiga.

Marí.