Animaladas

Franco tiene una relación conflictiva con los animales, los respeta, jamás les haria daño, pero no le gusta que un perro, por ejemplo, le lama las manos o la cara, o que se suba a una cama, que este en la casa como un miembro más. Por supuesto perro no tenemos.
Esa falta de afinidad con el mundo animal le acarreó más de un susto o inconveniente, porque sin duda los animales intuyen su falta de afinidad para con ellos.
Asi fue que hace muchos años fuimos al zoológico de Cutini,que estaba en General Rodriguez, provincia de Buenos Aires. En ese zoológico los animales no peligros estaban sueltos, burros, llamas, avestruces, seguian a los autos para que sus ocupantes les den de comer. Tenian muy en claro que esas bolsitas que vendian a los visitantes contenian lo que ellos tanto deseaban.
La realidad es que metian la cabeza por las ventanillas abiertas de los autos y de alguna manera uno se sentia como acosado. Cuando Franco logró estacionar el auto, bajo y empezó hacer gestos con las manos y diciendo juera juera! para apartar a los insistentes animalitos. Todos comprendieron y se fueron retirando, el resto de la familia (o sea quien suscribe el presente post, mis dos hijos mayores, en ese entonces de 9 y 6 años y mi mamá), todavía estabamos en el auto, cuando vimos con asombro como un burro no sólo no se alejó sino que lo siguió a Franco y le mordió el traste. Franco gritaba y el burro no cedía mientras de costado se veían sus dientes como riendo. Los 4 integrantes de la familia en el interior del auto no podiamos parar de reir, finalmente le tiramos toda la bolsa de comida y pudo más la gula que la venganza. A Franco le quedó el cachete de su traste marcado pero sin mayores consecuencias porque tenía un pantalón vaquero grueso. Lástima que en esa época no había máquinas de fotos digitales para haberlo filmado. Es el día de hoy que nos acordamos y no paramos de reir y Franco de reprochar que frente a su desesperación no haciamos nada.
En el barrio hay un perro callejero que come de lo que le dan los vecinos, que nunca nadie pudo hacer entrar porque para él su casa son las cuadras que cuida con gran celo porque auto, moto, o bicicleta que pase por la calle le ladra y le tira tarascones. Es un perro medianito y muy gallito, le hace frente a todos. Franco no lo tolera por las veces que vió que pasa una mamá con el carrito de bebé y el perro se la va encima. Nunca mordió a nadie, supungo que sólo quiere dejar en claro que es su territorio. A los vecinos no nos hace nada, pensará que somos parte de su manada.
Como Franco siempre lo hecha y le amaga como que va a tirarle algo, en cuanto lo ve llegar en el auto o caminando se aleja, excepto cuando hay algún vecino de esos que lo acarician y tratan de domesticarlo, entoncés se la va encima, le ladra y le gruñe, hasta que el vecino le dice "quieto John! (también le dicen Mate Cocido porque una vez en una pelea se lastimó la cabeza y le pusieron puntos).
En fin hay muchas anecdotas por ahora les dejo esta y espero les saque al menos una sonrisa.

57 comentarios:

JulieFernn dijo...

jajaja creo que en ese zoo fue que a mi hermana (que era bebota) un ñandú le afanó el zapatito y se lo comió!!
Quedan para siempre esas anécdotas, sobretodo si a la víctima no les caen muy simpáticos los animales...

Morí con "Mate Cocido", qué nombre!!

Misión cumplida, a mi me sacaste varias sonrisotas.

Un abrazo!

Cecy dijo...

Animaladas que valen la pena.
Los animales tienen ese que se yo, viste a mi me pueden, pero entiendo a franco y ustedes se ríen, me estoy imaginando tu cara.
Sabes, se que fui al Zoo de cutini, pero no me puedo acordar ni cuando ni con quien.
Yo te cuento que acá Noelita. Descubrió el espejo y se las ingenia para abrir la puerta de donde se encuentra y pasa un buen rato mirándose.

Je.

Besotes Elsa.

La candorosa dijo...

Dicen que muchos niños, de pequeñitos se relacionan con las mascotas por ver como se relacionan con ellas los adultos de su entorno... ¿segura que en su casa no hay alguien más que no se lleve bien con los perros, por ejemplo?

La escena del burro masticando un "gluteo" (jajajaaaaa) y con la media sonrisa ¡¡impagable!!, lástima no haber contado con la tecnología "digital" en esos momentos!!jajaaaaaaaaaaa

Besotessssssssssssss!!

Felipa! dijo...

jajajaa me mueroooooo
yo no me aguantaria de la risaaaa!!!

por suerte soy de llevarme bastante bien con los animales, pero tengo una marquita en la cara que según cuenta mi madre fue porque un perro me mordió cuando era pequeña..
por suerte no me acuerdo..

besotes tia elsa!

Cookie dijo...

Me rei mucho con la anecdota.
Coincido con tu marido, para mi los animales tienen que estar afuera y no dentro de la casa.
Ni loca dejo que un perro se suba a mi cama. No se, no me gusta.

Elida de Diego dijo...

HOLA TÍA ELSA !!!
no todos los seres humanos podemos sentir las mismas cosas sobre los animales, por mi parte hay uno que no soporto, soy aracnofóbica, ni siquiera dibujada, me broto toda que parece rubeola, jajajaj, un día nuestra amiga Rosa María, tenía una historia con "una" en la portada de su blog, como la veo personalmente, le dije, mientras no saques eso, no visito tu blog, jajjajjjj.
y cambiando el tema , me dejó muy emocionada la historia de las gemelas, te imaginás por qué (?)

Bueno, mi querida amiga, esto de face, como nos aleja de los blogs, pero hoy, me dije, tengo que visitar a mi tía , jajajjj

Besitos, mil, Elsita !!!

Fabiana dijo...

Me encantó la anécdota con tu marido. Yo nunca visité ese tipo de zoológicos, pero es algo que quisiera hacer.

Y siempre digo lo mismo, los animales son animales y hay que tratarlos como tales. Obran por instinto y hay que tener cuidado.

Aunque se muy bien que también lo hacen con el corazón, y mucho mejor que nosotros.

Que tengas una linda semana.

Blue Fairy meets Gepetto dijo...

uyyyyy que recuerdos.
yo tengo uno de chica, fui con mi mama al Zoo de Palermo y le estabamos dando de comer a las jirafas. En un momento le estabamos sacando las fotos a mi mama que se apoyo contra la baranda y vino una jirafa y casi la desnuca de un cabezaso! Tenemos la foto previa donde se ve la jirafa acercandose, el momento no lo registramos porque todos (inluido cuidador) fuimos corriendo a ver como estaba mi mama. Por suerte no le quedo mas que un chichon y un miedo irrefrenable a cualquier bicho con cuello largo. :)

Polin dijo...

Me imaginaba al burro mordiendo el poto de tu marido y te juro que no podía de la risa!!! Es chistoso cuando pasan ese tipo de cosas jajjaj

Lola dijo...

Pobre Franco!!!!!
Hago mea culpa, supongo que a mí también me hubiera hecho mucha gracia, pero debe ser terrible para los que no les gustan de los animales.
Yo de lo que nunca dejo de sorprenderme es de la capacidad intuitiva que tienen estos bichos. A mi mamá tampoco le gustan los animales, nada de nada, pero suele respetarlos bastante y en general hacen lo mismo con ella.
Me gustaría tener un poco de esa intuición, sobre todo para detectar malas intenciones.
El del zoo fue un recuerdo perfecto!
Respecto al perro del barrio, me hiciste acordar a Pinamar, solía haber muchos perros abandonados (dicen que de la gente que los tenía sólo para las vacaciones y después los abandonaba, algo que no me termina de entrar en la cabeza), yo adoro los perros, pero la verdad es que me da miedo que se acerque mucho alguno cuando estoy con MC, pero es inevitable, lo que sí me da mucha bronca cuando pueden ser peligrosos y el dueño los lleva sueltos igual!

Besos!

PD: Menos mal que ninguno de tus hijos les exigió tener perro!

lucia dijo...

Hola elsa!!!en mi blog De todo un poco1. hay un premio para vos.

besotes

Assumpta dijo...

Uuuui, dile a Franco que toda mi solidaridad para con él!!

Yo pienso exactamente igual: No soporto que se maltrate a los animales, pero tampoco me gusta tener que aguantar que los perros de los demás vayan sueltos o que vayan ensuciando todo (hay que vigilar por donde se pisa).

Si yo voy andando y veo un perro suelto (aunque al lado esté el dueño) cruzo la calle, cambio de acera, avanzo el trozo correspondiente, y luego vuelvo a cruzar para seguir por donde yo iba.

Me ponen enferma las personas que van con SU perro y suponen que tu tienes que aguantar que se te eche encima "no, no, si no muerde"... y a mi qué?? yo no quiero ni que me deje un poquito de sus babas en mis manos...

¿Que diría el amo de un perro si YO me dirigiese hacia él y le lamiese la cara? Seguro que me soltaria un "¡pero qué asco! ¿qué hace señora? ¿se ha vuelto loca?" pues yo tampoco quiero que ningún animal me lama ni la cara, ni las manos, ni me ponga sus patas en la ropa.

¡Ánimo Franco! :-)))

Betty dijo...

jaja uds. riendose y el pobre Franco soportando que el burro lo muerda!!!

comprobé que no sé tener un perro, ya que me encariño tanto, que lo trato como si fuera una persona, por eso nunca más tuve uno.

besos!!

La abuela frescotona dijo...

QUE BUENA HISTORIA¡¡¡
PARA NOSOTROS...JAJAJA
ES VERDAD, LA AFINIDAD, LA HUELEN SOBRE TODO LOS PERROS.
TE ABRAZO TÍA ELSA

Evelyn Jeab dijo...

jajaj, me has echo reir mucho, con la historia y tu marido y la mordida en su culete del burro, el mio es igual yo me muero por un perrito y me dice que prefiere otro hijo...los animales y él no hacen buena mezcla..y odia que lo ladren , lo laman ytodas esas cosas...pero les pasa igual que cuando la gente es escrupulosa, es a quienes le salen pelos en la comida, quienes los niños vomitan y esas cosas...a mi marido le pasa igual con los animales, le ladran, se unta a menudo de caca de perro, se le suben lso gatos al tech ode coche.. y como lo odia jaja jajajaja muy chistoso besitossssss guapa !!

Simplemente yo dijo...

jajajaja quie bueno franco!!!!! me imagino la escena de querer alejarlos y los niños mirando.

Besitos

alma dijo...

uiss... pues Franco y yo somos completamente diferentes.

a mí me encantan, me apasionan, quiero estar siempre con ellos jejejeje.


"Mate Cocido" ??? jejejeje. me hizo gracia el nombre.

besos


alma

CACHANILLA73 dijo...

Jajajja, estoy que no paro de la risa! que anectoda, de verdad que es perfecta para contar a los nietos...

Besos...

Jesi dijo...

jaaaaaaaajaja
a nosotros nos pasò lo del ñandú metiendose adentro del auto alguna vez.
Una vez en un tambo también había cabras y la guía nos dice "NO LES DEN NADA!!" y a un boludo se le cayó la funda de la cámara y la cabra se la mandó padentro jajaja comen lo que venga.

A mí me encantan los animales :D

Beso tía!!

MAMUCHA SILVIA dijo...

jajajaaj qeu bueno ¡¡ esas sison animaladas¡¡ jajaja
a mi no me paso, salvo un perrito una v ez en la calle, y yo que los adoro, pense qu me seguia por simpatica, pero no ....... me mordisqueo el culini jajjajajajja , es el dia de hoy que paso por esa casa conmiedito¡¡ y mira que tenia que morder eh??jajajjaja
besote , estoy contando los dias para rejuntarnos las sobrinas con vos jajajja

Paula dijo...

no me sacaste una sonrisa, me arrancaste una carcajada, o varias más bien. No podía dejar de imaginarme la situación: Franco mordido y ustedes muertos de la risa. Qué buena anécdota.

Besitos, Elsa

Cris dijo...

Siiii Tìa Elsa , parece que somos muchos los que hemos ido a ese zoo , yo anècdota con ñandùes , pero es cierto , en los momentos mas jodidos al resto se le da por reirse !!
Saludito
Cris// mujeresdesincuentay

Van dijo...

yo sería la version femenina de Franco!!! todo bien con los animales pero lejos mio.
Me mató la anecdota!!!!

El rincón de mi niñez dijo...

En principio quiero decirte que me fascina como relatás cada uno de tus post..Es como estar viviendo ese instante.Como el día que la vieja casi los moja con un baldazo de agua.
Pobre tu marido..Que con el respeto que se merece no pude parar de reir imaginando ese instante con el burro a medio sonreir por que le mordió el traste.jajajja.
Me mató lo de mate cocido.Pobre John!
Tu marido tendrá que hacerse amigo nomás.
Un beso grande, y hermosa anécdota

Sil dijo...

Pobre Franco, encima con esta familia bichera que le tocó vive rodeado de los gatos de mi papá, los perros de mi hermana, y siga contando.

Mariana dijo...

mate cocido!
Yo creci con perros toda mi vida. De hecho tengo perro ahora... pero por ms que los cuido, alimento, baño, saco a pasear, llevo al veterinario, acaricio, etc... el perro es perro... no es mi hijo. Llore cada vez que se murio uno de mis perros... pero nunca llegue al punto de dejarlos dormir conmigo, o poner al bicho antes que una persona... como si he visto otra gente hacer.
Respeto si... (que es lo que nos falta entre humanos tambien!) pero no nos vayamos de mambo.
No a todo el mundo le gustan los animales... asi que, todo bien. Mientras haya respeto... todo bien.

María dijo...

Jjajajaja muy bueno.

A mí tampoco me gusta que un animal me lame, ni se suba a la cama, ni que esté por casa, lo más que he tenido ha sido un canario en su jaula, y el pobre se murió, no veas luego lo que le echamos de menos, que quisimos sustituirle por otro, pero después se nos ha ido olvidando.

Un beso.

Richard dijo...

Es verdad lo que decís. Muchas veces hay personas que tienen ese estigma. Pasa que al ver el animal, el cuerpo segrega una substancia que hace que los animales lo intuyan, lo toman como una agresión y atacan.
Por suerte a mi me pasa eso, porque los adoro con el alma.
Besos Elsa querida.
me he reído mucho con la anécdota del burro.

angela dijo...

¡AY! tía Elsa, me has hecho reir ¡ qué lástima de cámara ... Creo Elsa que los animales intuyen quienes son sus amigos y sus enemigos o quien les quiere o no... Yo soy amante de los animales, tengo mascota y siempre tengo algo que decir a cualquier animal... Creo que tienen su mundo particular y distinto al nuestro pero también sienten como nosotros... Elsa también comprendo la postura de Franco aunque yo también me ría...y, espero me perdones... Tan sólo quería asustarlo un poquito...¿ no crees?...Si hubiera querido le hubiera hecho mucho daño. Te mando un fortísimo abrazo y que tengas un estupendo fin de semana.

Ronnie dijo...

Pero Franco quiere hacerte la competencia con tus anécdotas locas!!! La del burro es muy buena, ciertamente de esas que vas a contar por siempre!

Y por el resto... me identifico plenamente con él!!!! Y yo también vivo rodeada de bicheros!!! (será que es regla que para "compensar" las familias de bicheros aparece alguno de los nuestros?)

Besotes!

Isabel dijo...

Bueno, a mi, me encantan los perros, pero tampoco me gusta que me laman, porque olisquean todo lo que se encuentran. Les acaricio y juego con ellos, pero cuando me lamen las manos, enseguida me las lavo con jabón. A mi niña en el zoo, creo que fué una llama, le comió un lazito que llevaba en el pelo. Un beso

dondelohabredejado dijo...

Ja ja ja ja, morí de risaaaa!!! Sí, de verdad es una lástima que no existieran las digitales en esa época!
Ojalá Franco tenga la oportunidad de superar su distancia con los animales, se está perdiendo algo muy hermoso.
Un abrazo y besitos al perro de exterior.

Común dijo...

jijijijiji, perdón, a él le debe haber dolido lo del burro, pero me has hecho reír sabiendo que no paso nada, es cómico de verdad, un día recibí un correo de un burro, un señor y unas sierras.....no se puede reproducir aquí.

Buen domingo y un abrazo de oso.

Paula dijo...

jjajaajjaaja, Tía me mató!!!
Nunca fui al zoo que mencionás pero lo conocí por la tele.
Los animales son inteligentes, intuyen el miedo y por supuesto la falta de onda.
En tu lugar, también me reiría, no soy capaz de mantenerme seria cuando me caigo, así que si un bicho muerde a mi novio, ponele la firma que me río, ni ahí que sirvo de ayuda, jajajajajaa!!!

Besotote hermosa, te quiero mucho tiiiiiita!!!!

La Gata Coqueta dijo...

Con sentido aprecio
para; un trocito de cielo que lleva por nombre Elsa...


De regreso

Lo prometido
hay que continuarlo...
Mis huellas te acerco
como antes de partir

En ellas traigo
aromas de un mar bravío
que en el norte se ha quedado
apenado al decirle adiós

Su brisa me llama
y las gotas de batidas olas
que en mi cara se posaron
susurran...
que me sigue esperando

La luna, su eterna amante
con esmerada ternura
en compañía de luceros
van guiando el camino
que me acercan a tu espacio...

Ellos saben que no te olvidé
cuando era poseída por su belleza
tu estabas en mi pensamiento...
por el afecto que siempre
me has demostrado.

María del Carmen

Marcelo dijo...

Juassssssssssss tía, me hiciste acordar a mi terror cuando nos llevaron a ese zoológico. Los bichos te perseguían, y aunque no tenías que demostrarles miedo, algunos eran bastantes malditos, jajaja!!

Besos amiga, y gracias por pasarte a saludar!!

Themis dijo...

Pobre Franco! necesitaría irse a vivir a una isla desierta, por lo menos de bichos.

Linda historia la de Mate Cocido, todo un personaje en el barrio.

Morris y Alice no van a tejer cachorros, serán operados para evitarlo. Qué lástima porque no tendría nada en contra de que me regalaran uno, salen carísimos los perros aquí así que ni soñar con comprarme uno. Estuve mirando en donde tienen perros sin dueños para ver si podía adoptar uno pero aunque son más baratos también son caros a mi bolsillo.

Cariños

M a r u dijo...

Jajja pobre de su marido.Creo que nos pasa los mismo. yo a los animales los respeto y los trato con dignidad, pero no me gusta tenerlos en casa. Mi hija me come por un perrito, tendre que pensarlo mucho, demasiado jajaja
saludiots tia elsa cuidate

DEMOFILA dijo...

Hola, Tisa Elsa, has hecho un relato mágnifico de una bonita historia familiar contándonos una visita al parque zoológico.
Lo del burro, es para reirse y no parar, no me puedo ni imaginar la cara que puso Franco cuando le mordió.
Los perros son unos animales increibles, son tan sensibles que perciben a las personas que no los quieren, por eso debe ser que el perro callejero no quiere a Franco, porque los perros normalmente con las personas que los cuidan y los atienden son cariñosos y dociles, te lo digo por experiencia, mi perrita es así conmigo.
Me encanta que te haya gustado mi entrada y el video que le he puesto, gracías por tu comentario, guapa, un beso muy grande.

Susymon dijo...

jaaaajajajaja, pobre Franco, mi hija Rocio, la bichera de la familia hubiera hecho entrar a cada uno de los bichos a la trafic,para ella todos son dignos de su amor y de mi comida.En casa ya somos: nosotras + dos perros + 2 gatos.
Un abraaazo!!!

SUSURU dijo...

yo también fui a ese zoo!!!
cómo recuerdo a los animales meter la cabeza dentro del auto y mis hijos a los gritos, pero de alegría.
Lamento lo del traste de Franco y me imagino su cara si vio que ustedes se reían.
Hay que respetar a cada cual con sus ideas.
Si a él no le gustan los animales ¿para qué va a sufrir?

te dejo un besazo

ZITA dijo...

¡¡ que pena, ¡¡ pobrecito tu marido, con sus gluteos mordidos por un burro. Hay personas que no tienen afinidad con los animales, pero eso no es un pecado, hay de todo en la viña del señor.
Gracias tia elsa, a ver si tu madre y sus amigas salen a tejer al aire libre (si el tiempo lo permite).
¡¡ kiss ¡¡

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

A nosotros nos da pena, pobre Franco, esa situación lo habrá traumatizado para toda la cosecha... ¡¡criaturita!!
Besos para toda la familia, y en especial, para el sufrido amigo Franco.


Muchas Gracias Total

La Gata Coqueta dijo...

Una semana más...

Te entregaria
la sonrisa de la vida

te entregaria
una esperanza sin término

te entregaria
un horizonte del color del arco iris

te entregaria
parte de mi ser en compañia

pero como soy
un felino que viste de seda

te entrego
mis ronroneos llenos de auroras

te entrego
mis bigotes llenos de sueños

te entrego
la fortuna de un fin de semana

te entrego
un caluroso gesto como despedida

María del Carmen

Zulm@ dijo...

Me encantan las historias de animales son muy inteligentes, mas los perros, pero los burros dicen que son inteligentes y es común que te muerda o te tire patadas.
Claro es para reirse pero no para el que recibe su mordisco jajaja ...
Un beso y buen fin de semana :)

María del Carmen dijo...

Muy curiosos y simpático relato.

NUNCA VISITE UNO ASÍ!

SIEMPRE NOS REGALAS TEMAS MUY INTERESANTES Y CON COMPROMISO COMO LA MUERTE DE UN BLOGUERO, POR EL QUE OFREZCO UN MINUTO DE SILENCIO.

y AGRADEZCO LA LUZ QUE TIENE TU ESENCIA AL REALIZAR TALES DIFUSIONES.

Por ello......

Paso a dejar mi huella en un termino de semana con profundos sentires he cosechado hermosos decires y en ellos desde el corazón del alma ha surgido esta hermosa amistad.

Por ello invito a pasar por mis blogs y si gustan retirar los dos poemas dejados en

www.cosechadesentires.blogspot.com

Os saludo dejando
Un cariño
UN abrazo,
Una rosa
Mi paz

Marycarmen

*******************************
Mis Blogs
www.caminoalhorizonte.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.cosechadesentires.blogspot.com

maria jesus dijo...

Muy buenas anecdotas. En casa tenemos tres perros y hemos tenido canarios, hamster,tortugas, etc, tengo un enamorado de los animales en la familia.

Un beso

Gamar dijo...

Me recuerda una ves de chico en el campo que corté un puñado de pasto para darle a un caballo y el desgraciado me mordió la manga de mi pullover y no me quería soltar.
Saludos desde muy lejos

pity dijo...

gracias por tu comentario en mi blog, asi he podido conocer el tuyo, besos desde londres

Dama dijo...

¡¡¡qUE BUENO!! jajaja yo entiendo a Franco perfectamente Elsa, me gustan los animales, los respeto, pero no me gusta que se suban al sofá ni a la cama ni nada de eso, tengo un gatito hace ya 10 años y le quiero mucho pero cada uno en su lugar. Y los perros me dan terror, yo digo que es porque de pequeñita uno muy grande me ladró y creo que me dejó traumada. EN fin...

Besitos, tienes precioso el blog hacía tiempo que no pasaba por aquí ;)

La Gata Coqueta dijo...

A mi no me saca sonrisas yo me he tronchado de risa tu sabes lo que debe de ser ver como un simple burro le muerde el culete, es para filmarlo.

No se yo si Franco sabe de estas anécdotas escritas si le iban a gustar siendo él el protagonista yo al menos no me iban a hacer mucha gracia...que mala soy todo me lo quiero apropiar para mi adentro siempre he sido igual.

Pero tengo que darte las gracias porque gracias a este simple altercado lo he pasado imaginandolo de miedo.

Un abrazo y feliz comienzo de semana y no te olvides de darle un beso de mi parte, al que tiene los ojos más guapos de toda Argentina.

María del Carmen

María del Carmen dijo...

Paso a dejar mi huella una vez más agradecida a por tanto de tanto dejado en mis casas , en mi ser y con profundos sentires he cosechado hermosos decires por los cuáles desde el corazón del alma ha surgido esta hermosa amistad.

Por ello invito a pasar por mis blogs y si gustan retirar los dos poemas dejados en

www.cosechadesentires.blogspot.com

Os saludo
Dejando
Un cariño,
UN abrazo,
Una rosa
Mi paz,
Y mi siempre Amistad!!!!

Marycarmen

*******************************
Mis Blogs
www.caminoalhorizonte.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.cosechadesentires.blogspot.com

Ricardo Miñana dijo...

Muy buenas tus anecdotas amiga Elsa
nos alegras el dia, me encantan las
tonterias de los animales, veo muchos documentales sobre ellos,
gracias por compartir.
que tengas una feliz semana.
besos.

DIÁDOCO dijo...

Buenos días, Tias Elsa, perdona por no contestar al comentario que me hiciste hace tiempo en mi blog, pero he estado enfermo con una samnelosis qe cogí en el aniversario de la inauguración de un instituto, y no he podido hacerlo hasta que me he recuperado totalmente.
Ahora tengo un nuevo blog, he tenido que dejar el otro por problemas para encontrarlo
Bonita y graciosa historia la del burro y Franco, me has hecho reir con ella, y lo del perro, tiene mucho sentimiento.
Como puedes ver soy principiante en este mundo, espero que seamos amigos si es que me aceptas como tal.
Un abrazo de DIÁDOCO.

DEMOFILA dijo...

Hol, Tía Elsa, veo queme has visitado de nuevo, gracías por hacerlo, sabes que siempre me lagran tus visitas.
Me ha encantado tu comentario a mi entrada, veo que te ha gustado mi poesía, es cierto lo que dices, las olas son como la vida, vienen y van, y solo quedará de nosotros lo que dejemos o hagamos en la vida, si dejamos cosas buenas, dejaremos un buen recuerdo en nuestros seres queridos.
Un beso muy grande, feliz semana, hasa pronto.

La Gata Coqueta dijo...

Podría
recitarte
una poesía
en unos instantes

Donde
mi corazón
pudiera

Reflejar
sus sentimientos.

Si están danzando
o han sollozado

Si sueñan
despiertos
o viven dormidos...

...pero para no
abrumarte
tan solo te diré...

Que al terminar
la semana
te sentirás afortunad@
por haber permitido
a los tuyos vagar

Ya que a veces
los sentimientos
necesitan
que se les ceda
el beneplácito del sosiego

María del Carmen

María dijo...

Hola, Tía Elsa:

Veo que no tienes nada nuevo, pero te dejo mis saludos deseándote un feliz fin de semana.

Un beso.