Recuerdos I


¿Cómo sabe nuestra mente lo que debe recordar y que no? Dicen que la forma en que se fijan los recuerdos depende esencialmente de nuestras respuestas emocionales ante cualquier incidente. Por eso recordarmos mejor aquellas cosas que nos han afectado profundamente en el nivel emocional, como nuestro primor amor. La intensidad con la que percibimos un hecho, es directamente proporcional a la profunidad con que este hecho se graba en la memoria.

Reflexionando sobre esto, vinieron de inmediato a mi memoria recuerdos que son tan vívidos que puedo sentir los olores, las voces, los rostros, a pesar que algunos son muy lejanos.


1.- Teníaa 3 años y era carnaval, cuando todavía el carnaval se festejaba en los barrios con gente disfrazada y te mojaban en cuanto te asomabas a la puerta de tu casa. Venian unos disfrazados con feas máscaras, yo me asusté y empecé a llorar, mi hermano se mataba de risa y me abrazaba para consolarme.

2.- Tenía no más de 4 años, mi mamá había ido al dentista y como no tenía con quien dejarme siempre me llevaba. Ese día, mientras el dentista prepara sus materiales yo me hamacaba del brazo del sillón y le conversaba: "usted es el que le arregla los dientes a mi abuelita", el dentista amablemente me respondia "si" y "usted es el que le arregla las muelas a mi abuelita, "si", entoncés usted es un hijo de puta". El pobre hombre se hecho a reir de tamaño insulto saliendo de la boca de tan educada niñita. El tema es que mi abuela también iba a este dentista y siempre se quejaba, claro está yo la quería mucho e hice justicia por mi propia mano. Aún recuerdo la cara roja de vergüenza de mi mamá, retandome y tratando de excusarse explicándole al médico lo de mi abuelita. Pasaban los años y cada vez que iba a su consultorio recordaba el episodio y se mataba de risa de como lo había puteada con tanta distinción, y es más se lo contaba a todo el mundo. A los 10 años para mi era un papelón esa anécdota.

3.- Por esa misma época mi mamá iba al pedicuro y obvio me llevaba, mientras esperaba que la antendieran en la sala de espera había una señora, yo la miré fijo y sentencié "esa señora tiene bigotes", otra que estaba allí largó la carcajada, yo la mire y dije " y esta también", la señora dejó de reir. El supremo me castigó y ahora la que tiene bigotes soy yo!

4.- Tenia 5 años y comenzaba 1º grado de la primaria (cumplo en junio), no había ido al jardín, no sabía ni una sola letra, ni número. Ese primer día la maestra puso las vocales y los chicos leian a, e,i, o, u, para mi era chino básico esos dibujitos, tenia angustia, pero mi mamá me habia dicho que no tenía que llorar, que las nenas tontas lloraban, me aguanté las lágrimas con dolor de estómago, extraba mi casa, mi mundo y tenia miedo. Cuando vino el recreo en el baño me lloré todo. Siento el dolor de estómogo y las lágrimas correr por las mejillas, era una niña idiotamente obediente.


Bueno para no hacer u post tan largo, dejo aquí y luego sigo con más recuerdos. Y ustedes quieren contar alguno que tengan grabado a fuego?

38 comentarios:

María dijo...

Los recuerdos más profundos, los que nos llaman más la atención, son los que se quedan grabados en nuestra mente, a partir de los 3 años se empieza a retener recuerdos en la memoria para no olvidar.

Gracias por compartir tus recuerdos, es bonito recordar el pasado, y sobre todo, de la inocente niñez.

El recuerdo que tengo grabado en mi mente de mi niñez, es cuando mi hermana descubrió que los reyes magos eran nuestros padres, al ver que los juguetes estaban encima del armario, y nos lo dijo, no se me olvidará jamás.

Un beso grande y feliz puente.

Alicia Seminara dijo...

Ay, qué anécdotas, Elsa!

La del primer día en la escuela, qué ternura!

Mi recuerdo más antiguo es parecido al tuyo.

Yo tenía 4 años, iba al jardín y un día llegué a casa y me encuentro con la puerta del fondo cerrada, algo que nunca pasaba, mamá siempre estaba ahí esperándome.

Me puse a llorar pero al segundo llegó mi mamá con mi hermana más chica. Se habían retrasado en las compras.

La desolación que yo sentí en esos segundos no me la olvidé más!

Capitana del Espacio dijo...

Jajaja me encantò la del dentista!! Yo hubiesse hecho lo mismo por mi abuela ;)

Un recuerdo lindo fue cuando naciò mi hermano, yo tenia 3 años y recuerdo que estaba preocupada y celosa, creia que no me iban a querer màs, y el bebè me "trajo" un patito de peluche amarillo... Durante años dormì con ese patito!

Otro recuerdo que ya contè en mi blog, todos los viernes me iba a dormir de mis abuelos y una noche estaba aburrida al parecer y mi abuelo (el esposo de Kico) me enseñó una poesia de Almafuerte que luego me hacia recitar a donde ibamos... què lindo!!

Gracias por hacerme recordar, beso!

LORE dijo...

Elsa que anecdotas!! y si la mente guarda eso momentos que nos marcaron a fuego como tesoros lindos y feos pero de todos vamos aprendiendo.
Besos

Genín dijo...

jajajajaja Elsa la justiciera de dentistas hijos de puta! jajajaja
La verdad es que no tienes demasiado merito recordándote de cuando tenias tres o cuatro años, total hace poquitos años de eso...jajajaja
Besitos y salud

Silvana dijo...

Me encantó la anécdota del dentista! La del primer día de escuela me recordó a mi mamá, que también era así de obediente y se aguantó tantas cosas que ahora la joden de grande.
De las mías no sé cuál contarte. Te diría que la más triste fue el día en que nos quedamos a dormir en la casa de mi abuela y a la mañana mi mamá me dijo que seguiríamos ahí porque "el abuelo se había ido al cielo". Tenía 5 años. Me acuerdo hasta de qué color era el pullover que tenía puesto mi mamá. Me dio mucha pena, porque él quería ver mi carpeta del jardín y nunca llegó a verla, se murió en mayo.
De las lindas son varias, como la vez que los reyes me dejaron una bici Aurorita verde en el patio.

Dama dijo...

Parece que tengamos telepatía Elsa... mi último post va por ese camino, a veces molesto...los recuerdos.

Besitos preciosa

dondelohabredejado dijo...

Ay, qué lindo post!!! Me encantaron tus recuerdos. Con el del dentista morí de risa, qué genia!!!
Te imaginé sufriendo frente a esas vocales y me dieron ganas de abrazar a esa nenita...
Un lindo recuerdo que tengo grabadísimo es cuando mi abuelo me llevó a la calesita y me dejó dar todas las vueltas que yo quisiera, nos fuimos cuando ya era de noche y yo pedí volver.
Un abracito.

Betty dijo...

ahora te reirás de esos recuerdos, pero cuanto dolor se sintió en el momento, verdad??

me viene a la mente, cuando iba al cine con mis padres teniendo unos 5 años, y como ya estaban cansados que nunca me quedaba quieta, recuerdo que mi viejo me llevó afuera, me retó como nunca lo había hecho, luego me llevó a casa, me lavó la cara para limpiar mis lágrimas, volvimos al cine y me porté como una señorita jajaj

besos y buen finde!!

Lily dijo...

me muero con tus anécdotas!!!. Sí tía es verdad va a hacer un año que nos conocimos, un año que comí todo lo que me gusta, un año que abracé a mis queridos amigos, un año que lloré por como encontré Baires, un año de muchas cosas, ahora mucha nostalgia. UN BESOTE

Gabriela dijo...

Cuantos recuerdos Elsa.

En lo personal recuerdo un vestido amarillo muy bonito, que tenia un borde blanco en el cuello. Lo adoraba.
Un dia, minutos antes de festejar mi cumpleaños, lo saque del placard y me lo quise poner y no me entro, creo que cumplia 4 años (porque en la foto de mi cumple de 3 lo tenia puesto) y llore amargamente.
Seguramente mi mama me vistio con otra cosa, pero no me acuerdo con que, solo recuerdo que el vestido no me entro y yo estaba triste y lloraba mucho.


Buen finde

Mariela Torres dijo...

Yo tengo un recuerdo de cuando iba a primer grado: teníamos que trabajar en grupos, buscando una palabra con "Z". Yo encontré una palabra y una nena dijo que la había encontrado ella, yo le dije que yo la había encontrado y se puso a llorar. No entendí su llanto, pero para que no llorara le dije que bueno, que la había encontrado ella. Y lo recuerdo siempre, como una manipulación y una injusticia.

Besos.

LUX AETERNA dijo...

Me enterneció leer tu última anecdota pobrecitaaaaaaaaaaaaa!!!!

Yo cuando tenía 4 años como viviamos cerca del Botánico ibamos siempre a la plaza donde estaban los juegos y mi hermano esa vez se puso a jugar a la pelota con otro chico, como a mi no me invitaban cuando la pelota se fue yo corri a buscarla y justo me pegó la hamaca en la frente y me habrió la cabeza mi vieja me llevo dos cuadras con su trajecito ensangrentado hasta una Clinica donde me dieron los puntos, la joda es que no se porque me anestesiaron por completo.

En mi frente llevo esa cicatriz.

Besos

Isabel dijo...

Buenos recuerdos, yo soy incapaz de recordar con claridad desde tan pequeñita. Un beso

Assumpta dijo...

Qué recuerdos tan claros tienes!!

Yo también recuerdo mi primer día de colegio... era el primero para mí (que tenía casi cinco años) pero también era el primero para mi hermano (que tenía 3 y medio) así que yo, con 4 años y 10 meses sentía como la responsabilidad de la "hermana mayor".

Mi madre me avisó... me contó que seguramente nos iban a poner en aulas separadas y que eso era normal, que no me preocupase si nos separaban.

Pero se me olvidó!... con el nerviosismo, entramos y yo iba bien tranquila pero, cuando vi que nos separaban, de repente, empecé a llorar... Otras niñas mayores creían que lloraba por mi y trataban de consolarme, pero yo estaba absolutamente desesperada pensando que había "perdido" el control de mi hermano y no sabía dónde lo habían llevado...

De repente, y sin más, vinieron a mi mente, como en un "flash" las palabras de mi madre y dejé de llorar en un instante. Fue como si el pensamiento de la frase de mi madre me quitase un enorme peso de encima...

¡Jopé! si sólo tenía 4 añitos y 10 meses!!

La gente que me debió ver debió creer que yo era una niña muy rara... estaba bien, me puse a llorar con desespero y, en un segundo, me calmé y empecé a jugar con las demás niñas (o lo que fuese que estuviesen haciendo)

Solo *AnDy* dijo...

Que piba Traviesa!!!!... eras terrible eh ??

Que suerte que recordàs tan bien las cosas, a mí eso no me pasa. Tengo solo recuerdos como nublados, no claros.
Recuerdo cuando nació mi hermana menor. Yo tenía 5 años, y mi otra hermana 1. Mis viejos nos habían llevado a la casa de mi abuela, y cuando nació la pequeña mi papá nos fué a buscar, y cuando entré a la sala me acuerdo que estaba mi mamá y mi otra abuela y corri a abrazarla a la cama llorando.
Me agarró la meluncoleaaa!!!!. Me voy.
Te quiero.
Besotes!!!

tia elsa dijo...

Maria: claro creo que es la primer gran desilución de todo niño/a!

Alicia: si! como te entiendo, que desolación sentía cuando no estaba mi mamá.Que fuertes son los vínculos con los padres, en especial la mamá en esos primeros años de la infancia.

Capi: jajaja! es que si vos no defendias a tu abuela todavia te lo estaría reprochando Hermoso los dos recuerdos, el del patito retierno!

Lore: sin duda todo se capitaliza.

Genín: tienes razón, si parece que fue ayer jajaja!

Silvana: viste como ese recuerdo se quedó tan grabado porque te marcó muy fuerte que hasta tenés presente el color del pullover!El de la bici hermoso recuerdo!

Dama: que coincidencia jajaja transmisión de pensamiento!

tia elsa dijo...

Dondelohabredejado: tu nombre me recuerda lo que digo todos los días jajaja! Si a mi también me da pena esa nenita, por suerte ya crecí! El recuerdo de los abuelos es muy fuerte, pienso que es maravilloso haberlos tenido y compartidos buenos momentos con ellos como el que vos contás.

Betty: viste? a veces los chicos son hijos del rigor, seguro de ahi en más te portaste bien. Lo que pasa es que a veces llevar a un chico al cine es una tortura porque se aburren y no pueden estar quietos.

Querida Lily: me emociona toda tu nostalgia!

Gaby: imagino tu desolación, no comprendías que habías crecido. Esa misma desolución siento yo ahora cuando no me entra la ropa jajaja!

Mariela: no te queda duda esa nena era una manipuladora en potencia y vos ya tenías esa buena madera de la que tenés que estar orgullosa. Pero concuerdo, fue una injusticia!.

Lux: pobre que dolor! y te anestesiaron por completo? es raro si! Esa marca le sirve a tu hermano para recordar que te dejo de lado, para que no vuelva hacerlo nunca más.

Isabel: pueden ser recuerdos de no tan atrás, de hecho contaré más recientes por es es I jajaja!

Assumpta: tan chiquita y ya te sentias responsable de tu hermano menor! son los mandatos que nos imponen los mayores sin darse cuenta de la enorme carga que representan para un niño pequeño.

Solo Andy: es que antes cuando iba a nacer un hermanito no se nos informaba tan bien como ahora, entoncés todo ese misterio de dejarte en la casa de un pariente y que luego vengan a buscarte generaba toda una ansiedad y angustia. Hermoso tu recuerdo!

La candorosa dijo...

Tengo muchísimos recuerdos de infancia ¡¡y de toda mi vida!!, tal vez hoy al recordarlos, no sean idénticos a como sucedieron, pero en esencia y sentimiento, se que lo son.

Lo único... no recuerdo que comí ayer!!! ja!!

Saludos!

Cele dijo...

No recuerdo la edad, pero si aquella noche de reyes, en la que subi a mi habitación y me encontre con las ventans abiertas y una regalo sobre mis zapatillas. Corri a la ventana para saludarlos, pero ya era tarde, solo se veian un monton de estrellas brillantes, mas que de constumbre,y cuando abri mi regalo fui la más feliz del mundo. Una muñeca que cantaba. Esos Reyes si fueron Magicos.

miscosturas dijo...

hola a todas ,que lindo tema que es este, y hoy que no tengo el mejor de los días,lloro mucho,será que la nostalgia es tu peor enemiga como dicen,pero me alegro que todas tengan estos recuerdos maravillosos,los mios no lo son tanto pero bueno, es la vida, besos

Fabiana dijo...

Hay recuerdos que quedan marcados a fuego y otros que pasan de manera intrascendente.

Mi primer recuerdo vivo fue a los 4años. Casi rompí el vidrio de una mesita ratona nueva cuando quise sentarme sobre ella.

Lo que no recuerdo, es todo lo que me dijo mi mamá. Jajaj. En realidad creo que nunca quise recordarlo.

Un placer pasar por acá.
Saludos.

Cecy dijo...

Es cierto hay recuerdos que se graban a fuego, en casa siempre se acuerdan de cuando viviamos en Zarate, venia el cobrador de impuestos a casa y mi mamá dice que un día lo atendi yo, y le dije a ese señor que si queria dinero vaya directamente al banco.

Besotes, Elsa.
:)

Ma. Antonieta dijo...

Yo tengo un recuerdo muy especial porque es de cuando era tan pequenita que me veo metida en mi cuna y me entretengo mirando unas cositas levantadas de mi sabanita. (Despues supe por mi mama que tenia sabanas que tenian bordado el cuerpo de una mariposa y que las alas estaban en relieve). Ese recuerdo es tan vivido que veo los colores, los olores y sobretodo la felicidad que me da el olor de mi mamadera de leche que me la trae mi padre y puedo sentir el olor a la goma del tete.Creo que es el recuerdo mas antiguo que tengo de mi vida.

tia elsa dijo...

La candorosa: claro que si, seguro que la esencia es tal cual. Yo tampoco recuerdo a veces lo comi, o lo que es pero para que abri la heladera!

Cele: sin duda quienes oficiaron de reyes fueron magos para crearte esa atmósfera de fantasía. Hermoso tu recuerdo.

Miscosturas: bueno la vida está llena de recuerdos lindos y feos, lamento haberte angustiado, ojalá vengan lindos pensamientos para reemplazar a estos que te han perturbado.

Fabiana: claro es la memoria selectiva, menos mal que no te hiciste daño, bueno eso espero!

Cecy: jajaja! ya sabías cuidar los intereses familiares! chuf chuf fuera recaudador de impuestos!

Ma.Antonieta: guau! mira de tan pequeña! me dejaste de una pieza, pero eras casi una bebe. Hasta el olor del pete y la mamadera, increible!

Paula (Bera) dijo...

Ay Tía, me hiciste reír, jajajjaajajaa!!!! Lo del dentista y los bigotes estuvieron buenísimos!!!!

Me hiciste acordar, con tu anécdota carnavalesca, a que yo le tenía terror a Papá Noel!!!! Cada vez que pasaba por mi casa, mi hermana me llevaba a empujones a saludarlo para que nos de caramelos, y te aseguro que me convertía en gata poseída tipo exorcista!!! Pataleaba, me sacudía, etc, hasta que las patas no se me veían y me escondía adentro de mi casa, pero como película de terror, jajajja, espiaba detrás de las cortinas, jajajjaa!!! Me daba miedo pero igual necesitaba ver!!

Gracias Tía por hacerme recordar esto, lo tenía olvidado!!!
Un beso asiiiiiiiiiiii de grande!!!

Arabela y yo dijo...

a veces la mente nos engaña cn el tiempo y empezamos a olvidar algunas cosas q uno trata de acordarse y nada!no es bueno vivir de recuerdos lo lindo creo q jamas se olvida a pesar del deterioriodo fisico al pasar los años..
me encanto tu cambio de look en tu blog
besos

Sandra (Atelier) dijo...

Elsa: me mataste con la historia del dentista!!!
Yo solía acompañar a mi abuela al pedicuro y ese bendito señor tenía por mascota un puma. Me acuerdo que el puma iba y venía por el consultorio cual minino gatuno.. qué miedo!!!
Yo no tengo recuerdos muy vívidos de mi infancia, son sólo "flashes" de algunas situaciones.
Creo que a partir de los 4 años, que es cuando nació mi hermana, que empiezo a tener las cosas un poco más claras (Elsita, entre nosotras.. hay cosas que hice ayer y no me acuerdo!!!!)
Besotesssssss

Lola dijo...

Qué lindo resumen de recuerdos!
Vos sabés que ya van varias personas (y por si fuera poco, más o menos de tu edad) que describen en forma traumatica su ingreso a la escuela... supongo que ahora se fueron demasiado para el otro lado con dos semanas de adaptación al jardín pero de todos modos es preferible
Tengo miles de recuerdos de cuando era chiquita. por ahí los que más me sorprenden es los que uno resignifica de más grande, por ejemplo ya que estamos con la onda navideña, en la época que mi hermana y yo todavía creiamos en papa noel (yo no tendría más de 4 supongo, proque creo que después de los seis mi hermana dejó de creer)fue una nochebuena que pasamos en casa con poca gente y sin más chicos. Nos estabamos portando bien, super bien, pero como no había otro chicos con quien entretenerse estuvimos pegadas a mi mamá toda la noche, y en un momento se enoja que no puede estar tranquila un momento y nosotras nos quedamos así de sorprendidas porque realmente no estabamos haciendo nada malo... claro a los pocos minutos "mágicamente" papá noel había hecho su aparición. Aparentemente tan bien no nos habiamos portado que se acercaban las doce y no le habíamos dado la más minima oportunidad de hacer la magia navideña.
Otro parecido tiene que ver con el final de unas vacaciones en punta del este, en la feria de artesanos y que de repente mi mamá nos compra algo que nos había gustado, cuando ella no era de comprarnos demasiadas cosas "porque si" y nos dice que es porque durante todas las vacaciones nos habíamos portado bien y no la habíamos hecho renegar... y la verdad me sorprendió un montón porque en ningun momento había tenido conciencia de estar portandome bien, jajaja... o por ahí eso le había gustado a ella para nosotras y no desaprovechó la oportunidad para sacarle algun provecho pedagogico al regalo.
Otras caras entre sorprendidas y aterrorizadas de mis padres que recuerdo es de cuando tenía tres años y estabamos de vacaciones de invierno en las sierras. Nos habían llevado a andar en burro, y al momento de elegir a cual me quería subir opté por un caballo negro, el más alto de todos, cuyo nombre era "tormenta" jajaja

Besos!

CACHANILLA73 dijo...

Yo a veces 'recuerdo' eventos de mi ninez, a vece me pregunto si de verdad los vivi o fue que escuche la conversacion de otros y luego lo sone...

Saludos...

La Gata Coqueta dijo...

Que curioso, lo del dentista no quisiera yo se tu madre que vergüenza debió de pasar, pero como una es niña todo puede pasar...

Y las dos de lo bigotes... una se reía de la otra pero cuando se lo descubriste a ella ya no le hizo tanta gracia.

Yo sí te soy sincera no me vienen ahora mismo a la mente.

Lo que si te puedo decir es que me pase un rato muy agradable leyendote, me partía de risa, que fantástica e inquieta eras...

Un abrazo y un beso con aires navideños que ya se respiran por las avenidas y grandes almacenes y en tu blog también.

Marí

Isol dijo...

ELsa!!!!! pero que despiste el mio!!!!! no sabia que escribias aqui!!!!!
que lindoooooo!!!!!!!
a ver que recuerdos tengo+,tardes en el patio de mi abu jugando con mis primas,el velorio de mis dos abuelos,sobre todo el que murió primero,lo quería tanto que con mis tres años me escapé por la ventana para ir a acasa de mis abuelos,con tanta mala suerte que se me enganchó el can can y como era chiquitita quedé colgando por horas hasta que se dieron cuenta,nunca voy a olvidar eso!
tambien recuerdo que mi primer novio lo tuve a los dos años! es lindo recordar ,es viajar a la niñez! me gustó venir aqui y hacerme niña por un rato.Un abrazo!

Marcelo dijo...

Hola tía!! No se por qué, pero te imagino como Shirley Temple, con bucles y todo!
Me gustó mucho la puteada al doctor, juasssssssssss!

De mi niñez tengo muchos recuerdos, pero el que ahora viene a mi mente es de, cuando tendría unos 4 años, a la niñera que nos cuidaba, de vez en cuando porque mi mamá tenía que hacer trámites, con mi hermano le hacíamos diabluras. La volvíamos loca a la pobre chica, y nunca acertaba en saber cual de los dos era (soy gemelo), y la rematábamos: "adivina, adivinador".
Nos odiaba, jaja!
Después aprendimos a dar uso y abuso el ser idénticos, al menos en el colegio, jaja, hasta que mamá se avivó y nos puso en turnos distintos, bajo la amenaza que nos iba a poner en colegios opuestos, jaja!

Te dejo un beso!!

Libertad dijo...

Tía Elsa, mil gracias por tus buenos deseos. Qué alegría que vayas a mi puerta!
Gracias por hacernos partícipes de tus más tiernos recuerdos. Voy por ellos, también a través de la lectura que me mantiene activa e ilusionada. Quiero que sepas que no me voy lejos y volveré a verte. Hice una amiga en este lugar en el que una se siente como en casa, tomando una taza de café con una buena amiga.
Cuidate mucho.
Un cariñoso abrazo.

tia elsa dijo...

Paula: es un poco como remover el arcón de la abuela ho? de pronto salen a luz esos recuerdos que estaban en el desván. Es muy en los chicos tener temor a los reyes magos o a Papa Noel porque con esos disfraces realmente son intimidantes, Pero vos como buena mujer que ya eras igual querias chusmear jajaja!.

Arabela: De allí el estudio de la memoria selectiva, que cosas quedan y que no en el recuerdo y el porque. Me alegra que te guste el nuevo look del blog.

Sandrita: entre nos, a mi me pasa lo mismo jajaja! Ahora lo del puma paseandose por ahi como para no intimidar!

Lola: coincido con vos que todo era más traumático, no se le daba tanta bola a los chicos, pero ahora considero que si es por demás, pero igual lo prefieron. En cuanto a tus recuerdos no es más que el breve resúmen de como actuamos los adultos usando de excusa el comportamiento de los chicos, ya sea por frustraciones, por necesidades o hasta capricnos y es muy buena tu observación de la perplejidad de ustedes chiquitas ante un comportamiento extraño de tu mamá.

Cachanilla73: bueno en esos casos en que no son tan vívidos y te confunde, con algunos también me pasa pero estos que cuento son posta posta.

Querida gatita: me alegra que hayas pasado un buen momento leyendo este post. Y si era asi un poco sincera jajaja! pero después cambié y me fui para el otro lado muy tímida.

tia elsa dijo...

Isol: pero si comentastes muchas veces en este blog, sos despistada de verdad eh? jajaja En cuanto a tus recuerdos que terrible lo que te paso de quedarte enganchada por horas, pobrecita, no ese recuerdo borralo!

Marcelo: que divertido debe ser tener otro igual y cambiar las identidades, creo que es el sueño de todos: "che no tengo ganas de ir hoy a trabajar, andá por mi" y en los exámenes, genial, yo estudio esta materia vos la otra, lástima las madres que a pura intuición todo lo perciben.

Libertad: siempre será bienvenida y obvio me tendrás siempre por allí mientras me lo permitas.

E dijo...

Uh tia de esas miles!!!! La angustia del primer dia de clase no la olvido mas!!!
Pero la mas grabada fue el dia de la foto en sala verde o celeste no me acuerdo cual caranchos era, el fotografo era barbudo bien a lo Papa Noel pero oscura y cara de malo para mis cuatro años bien podia ser el hombre de la bolsa, tal es asi que tengo la foto de sala ver haciendo puchero que documenta la cara de malo del fotografo..

besos Tia gracias por pasar siempre siempre

tia elsa dijo...

E: el tipo ni se debe haber enterado que tu cara de angustia con puchero incluido era por su culpa jajaja! seguro al hombre de la bolsa lo imaginabas asi. Siempre es un placer ir a visitarte, fuiste de la primeras sobrinas blogueras.