"Los mandatos"


Surgió a partir de una conversación entre amigas, que nos conocemos desde chica y empezamos a hacer catersis acerca de nuestras vidas. XX manifestó "Si volviera a vivir ...haría todo distinto". Fue como un disparador y comenzó el debate :¿somos lo que realmente elegimos en la vida o los que nos imponen los mandatos sociales, o lo que nuestros padres esperaban de nosotros? ¿Pudimos reconocerlos? ¿Nos revelamos contra ellos?


Busqué información acerca de los mandatos para que resulte mas comprensible el tema y recopile los siguientes datos: se trata de órdenes explícitas o tácitas que nos condicionan, y aunque no se manifiesten verbalmente, se van grabando en nuestro cerebro casi sin que lo percibamos. Abarca creencias familiares, religiosas, culturales, etc., que muy pocos se atreven a cuestionar, porque además, a veces no son tan fáciles de reconocer. Los padres son los primeros en transmitirnos esos mensajes inconscientes, pero no son los únicos. Los mandatos se irán registrando silenciosa pero firmemente a lo largo de toda nuestra vida y en diferentes áreas: carrera, trabajo, familia, comportamiento social, etc. Nuestros maestros, la televisión, la moda, los amigos y los códigos sociales en general, nos irán “diciendo” cuales son los patrones de conducta y las elecciones que corresponden para ser exitosos.


Me pareció un tema interesante para debatirlo entre los bogleros, por eso les propongo que opinen o comenten acerca de sus experiencias personales, por ejemplo: estudiaron y se recibieron porque fue su elección o seguieron la carrera, profesión, o actividad que conciente o inconcientemente les impusieron? Si sos mujer seguistes el mandato de que una buena mujer tiene que ser ante todo una buena madre, capaz de renunciar a sus propios deseos?

Y que hay de los mandatos de estos tiempos que exigen a la mujer (además de cumplir a rajatabla con los dos anteriores) trabajar, ser una profesional exitosa y una buena amante. ¿Cómo les afecta esta idealización de la mujer actual? Si pudieron advertir esos mandatos, se rebelaron contra ello, cuando, como?


Y si sos hombre? También hay mandatos para ustedes, por ejemplo: demostrar permanentemente su masculinidad, ser exitosos profesionalmente, física y emocionalmente fuertes, potentes en su vida sexual, conquistadores permanentes , ejercer siempre la autoridad en la pareja, ser heterosexuales, agresivos y duros, ocultar sus sentimientos. etc.


Y en cuanto a la elección de la pareja?. Ahí también operan los mandatos: la chica que le gusta a mama, o el muchacho que papa debe aprobar, son estigmas que, lejos de estar superados, siguen vigentes en lo más profundo del subconsciente.


Bueno, basta de cháchara, espero sus comentarios Basicamente :¿Cómo les fué con sus elecciones de vida? ¿Fueron fieles a los mandatos o siguieron la elección contraria a la que se esperaba por rebeldía, o fue una decisión genunina? ¿Son lo que se esperaba de ustedes o el producto de sus deseos?


Pdta: Mi experiencia personal aparecerá también en los comentarios.


34 comentarios:

cyn dijo...

Uyyy que temita Elsa!

en primer lugar te cuento que yo habia empezado a estudiar psicologia como para hacerle la guerra a mis padres. Son antipsicologos te cuento. Claro no duré un año yendo ahi.
Qué paso? terminé estudiando la misma carrera de mi viejo!

Despues esta el tema de se mama y mujer. Que loco, se viven peleando iternamente todo el tiempo. Una deja como mujer de hacer miles de cosas pero miles de cosas por su hijos. De hecho yo lo hago todo el tiempo, y lo hago con placer pero se que muchas veces tendria ganas de estar haciendo otra cosa, pero viste que si encima te haces la loca despues te miran con cara rara.

Yo igual estoy segura que si volviera a revivir en mi, haria pero muchas de las cosas que hice totalmente diferentes. Pero totalmente diferentes!!!!

La chica de ayer dijo...

Uf, durante demasiados años de mi vida tuve miedo de elegir y lo fui dejando y dejando... ahora creo que cada experiencia es valiosa, pero a mis hijos les aconsejaré que sean más decididos y se arriesguen!

nmahmoud dijo...

Mi madre dice que desde chica fui rebelde. Siempre me salia con la mia. Mis padres nunca me impusieron nada, (solo aconsejaron)desde estaba en el Cole tenia un mil cuatrocientos ocheinta y cinco acitividades extraprogrammaticas distintas(coro, teatro, pintura, volley, y un largo etc, etc) y de todas esa cosas solo termine una dos. ES que tenia la partida del caballo ingles, pero la llegada del burro frances...Al final estudie lo que queria y amaba...hasta que...vino un señor que era premio nobel de literatura y me dio un consejo y mande todos los semestres acumulados de universidad a la misma....y ahi quede, sin el maldito titulo que hace la diferencia entre un profesional y otro, y todo porque me puse subersiva y cabeza hueca.
En mi vida personal tambien hacia lo que queria...lo pase chancho hasta los 30 años en donde circunstancias de la vida, que no vale la pena mencionar en estos momentos, me vi casada con un matrimonio de los mil demonios...en fin..
Luego de ese matricidio, conoci a Mi Coso, mi pareja, mi amigo, mi amante y el padre de mis maravillosos y hermosos hijos...quizas eso seria lo unico que no cambiaria en la vida.
Mientras escribo esto, recuerdo a Jose Luis Borgues que habla que si volveria a nacer volveria a cometer mas errores...si, quizas, no sé...
Ahora por mis hijos no volveria a repetir los mismos errores, haria las cosas totalmente diferente, incluso hasta el el titulo profesional tendria...todo por ellos...el resto...obviemos mi vida mejor.
Cariños miles

Andre dijo...

Me hiciste acordar a esa película "Groundhog Day" que el pibe revive el día una y otra vez, hasta que aprendió a ser una mejor persona...
Yo a veces pienso que si tuviera la posibilidad de volver a hacer algo, pero sin saberlo, quizás vuelva a hacer las mismas cosas porque está en mi naturaleza.. a veces no muy arriesgada!
Besos
A

Susana de Argentina dijo...

Guau...de parte de mis padres...nunca tuve una guía...nunca me dijeron, tenés que hacer, esto, o lo otro, a mis 16 años, mi padre se cansó de mi madre...y huyo de casa, (por no decir, nos abandonó) e hizo su vida, mi madre, trabajó, me saco adelante, y nunca me dio consejo alguno de qué debía hacer...en conclusión, siempre hice lo que me pareció que estaba bien de acuerdo a mi parecer...terminé, la secundaria y tuve que trabajar duro, para poder ayudar a mamá a sobrellevar el duro camino de la vida...conocí a mi marido muy jóven, 18 años...y supe el significado de la palabra "timóm", desde esa época, estamos juntos! hemos formado una hermosa familia, y tiramos siempre para el mismo lado, aunque a veces no estemos de acuerdo el uno con el otro, pero...la unión hace la fuerza...estoy convencida, que tengo la mejor vida!!! con lo bueno y con lo malo, porque descubrí que Dios me dió, la gracia de ser mamá, y ha sido...mi verdadera vocación...o tal vez...estoy dandole a mis hijas algo que me hubiese gustado para mi...UNA FAMILIA...creo que nadie tiene, o hace todo lo que quisiera, va haciendo elecciones no? y es muy bueno poder elegir...hay algo que siempre les digo a mis hijas...que hagan o elijan, lo que verdaderamente las moviliza,aunque no se hagan ricas con ello, y que digan siempre a los que aman...te quiero...buffff...gracias Elsa por éste post!!! besitos!!!

Paula dijo...

No creo que nadie se salve de la influencia de los padres, para bien o para mal. Mi papá en mi infancia estuvo bastante distante de mi educación, o sea, había una muralla entre él y yo, y eso te marca de cierta manera. Mi educación corrió más a cargo de mi mamá y a veces me veo reflejada en ella y no siempre me gusta. Pero en general mis padres me dieron muchísima libertad para elegir (excepto por un noviecito que gracias a Dios me saqué de encima a tiempo). Ahora que soy madre me doy cuenta de que soy la primera referencia para mi hija y trato por todos los medios de hacer las cosas lo mejor posible, que el reflejo que vea de mi sea positivo.

Si volviera a vivir cambiaría pocas cosas, a lo mejor me gustaría tomar más en serio la escuela. Besos y gracias por esta reflexión.

Ana dijo...

Yo hoy, a los 33 años, miro para atrás y estoy conforme con TODO, excepto con el hecho de haber estado disconforme muchas veces.

Estoy satisfecha con mis elecciones, y sólo me reprocho no haber disfrutado más por darle lugar a las dudas o a los miedos.

Y a pesar de haber actuado de rebelde, me doy cuenta ahora de que seguí bastante el camino. Mi rebeldía fue solamente actuada!

Betty dijo...

Tengo 49 años y llevo 28 años de matrimonio, y volvería a hacer todo lo que hice en mi vida, agregaria estudiar una carrera universitaria que no lo hice por vivir en un pueblo del interior y por tener padres muy guardabosques.
Mis viejos fueron un ejemplo para mí, creo que eso es lo que me hizo tratar se der una buena persona y eso es lo quiero transmitirles a mis hijos ... que vean lo que somos y si les gusta que sigan nuestro camino.
Muy lindo post. Un beso

Gataflora dijo...

Yo estudio Abogacía pero porque me encanta. EN lo que si me veo presionada es en recibirme en término. Teniendo en cuenta el trabajo (tengo una empresa) y las demás presiones es un poco estresante todo eso. En cuanto a la coyuntura social, ser mujer siempre fue más difícil en todos los aspectos. Ya partimos de la base en que estamos más presionadas nosotras a casarnos con el primer hombre con el que noviemos. Mis hermanos pueden cambiar de novia y esta bien, si yo cambio de novio tengo que moderarme en la cantidad. Muy interesante tu artículo! Gracias por pasar por mi blog! SI, el tema del telo fue divertido jaja pero para mi ex generó un trauma.
SAludos!

fabiana dijo...

Que tema eh!!!...te cuento que yo no seguí ningun mandato, solamente el del respeto. Mis viejos nunca me obligaron a nada, hice la secundaria y al mismo tiempo cuando tenía 15 años trabajaba madeio día con mi mamá en el negocio que teniamos, mi papá se había ido a trabajar a brasil x 6 años, y yo como buena hija del medio la ayudaba, la mayor no quería, y la menor era muy chica..de ahí no pare nunca de trabajar. A los 23 años me puse de novia con mi actual marido( 9 de novios y 5 de convivencia), creo que lo que me hubiese gustado es seguir estudiando, quise intentarlo cuando pensé que ya no quedaba embarazada, pero me falló la intuición, justo amitad de año quedé y largue todo!!
Para mi hija en su futuro, solo espero que sea una mujer de bien, que razone, que tenga sus principios, que se haga respetar, pero sin la locura que tienen hoy los chicos en la cabeza, ....es todo tan complejo, está como para tomar unos mates mientras charlamos!!...bueee me fuí de tema tía, es muy interesante tu planteo. Millones de bessssoooos!!

CecydeCecy dijo...

hola tia elsa, que temita vinistes a plantear!!!!
quiero agregar a tu primer comentario, que los mandatos vienen hasta antes del nacimiento, porque sos pensado, por tus padres, de diversas manera claro, hay hijos no queridos, si deseados, y todo lo que vuelcan nuestros padres en la espera, mas los mandatos que ellos traen y los que ellos van adquiriendo.
evidentemente la carrera sin terminar, me a metido en estos bretes antes, jajaja
a mi y ya lo has leido en mi post, mis padres siempre me han dicho que era una revelde sin "causa", cosa que yo hoy digo que no hay reveldes sin causa, ojo, las causas son siempre algo importante de ver ante cualquier acontecimiento en una persona..
No me arrepiento de nada de lo que hice en mi vida y no lo digo desde la soberbia, todo lo contrario lo digo desde la lucha de defender mis ideales, ideales que a veces tambien comparten el día a día.
esto me ha llevado a tener un caracter muy fuerte, pero al mismo tiempo lo alivia mi sensibilidad.

muy lindo tema, realmente..
te dejo un abrazo

embarazadamente dijo...

Si no planteas el tema, ni lo pensaba. Ahora me detengo y sí, hice las cosas tal como pensé debía hacerlas aunque en el camino a veces la vida me daba la contra.
Elegí ser psicóloga y no abogada como quería mi papá. Decidí finalmente ser feliz tal y como soy.
Creo que el tema está en la capacidad que tengamos para tomar decisiones positivas y esta capacidad se va a incrementar en cuanto tengamos no una sino varias opciones que elegir. En la medida en la que sepa que existe el rojo, el verde, el azul, al amarillo, etc y no solo el negro, mejores serán las decisiones que tome.

Me encanta tu blog. Te seguiré leyendo.

Un abrazo.
Lu

Alma Veronica dijo...

Hola, he llegado a tu blog a travès de una amiga mexicana, Carmen.

Y hasta ahora solo he leido este post y recordè un taller de conocimiento personal que hicé hace ya algunos años, donde se trató de descubrir "los mandatos" ue nos impedian ser felices... fue un taller de 2 dias muy interesante.

Saludos de una mexicana viviendo en Italia.

Gabriela dijo...

que tema nenaaaaaaaaaa

sólo voy a decir que me gusta mucho el cambio de template del blog, y todas las fotos que agregaste, hoy paso; no hago comentarios sobre el tema del post


saludos!

Florencia dijo...

Elsa: me encantó el post, me hizo reflexionar mucho.
En mi caso particular, te puedo decir que me costó bastante despojarme de algunas mandatos, familiares especialmente, que muy subrepticiamente me fueron endilgando, es decir, nunca me obligaron a estudiar nada, pero mi papá me perseguía con el speech de las carreras tradicionales y redituables y eso, sin dudas fué haciendo mella en mi elección, así qué me cambié de carrera dos veces hasta que mandé todo al demonio y opté por lo que me gustaba a mí.
En los otros órdenes de la vida, elegí de acuerdo a mi instinto y mi corazón, nadie se metió y estoy contenta con mis elecciones. besos linda!

Susymon dijo...

Recorriendo blogs amigos te encontré, asi que me prendo en tu pregunta; a mis 49 años no reniego de nada de lo hice.De joven tuve que acompañar en el laburo a mi mamá porque mi papá estaba enfermo y no podia trabajar, asi que de poder estudiar NADA. Fueron pasando los años tuve mi propio comercio(un polirubro)me casé , tuve un hijo, las cosas no funcionaron, me separé...al cabo de 6 años posteriores formé pareja de nuevo,me vine al sur donde aun vivo, tuve 4 hijas , quedé viuda. Sigo en el comercio (tengo un hotel de turismo) que construimos junto a mi compañero a fuerza de sacrificio, gracias a eso hoy vivimos bien en un lugar hermoso, haciendo racconto no cambiaría nada, cada cosa mala que me pasó me dio una experiencia que hoy no cambio por nada, no seguí ningun mandato familiar porque sencillamente en mi casa no los habia, sé que mi vieja se siente orgullosa de mí, mi viejo ya no está pero siempre me decia que fuera un espíritu libre y sé que lo conseguí, como mujer hoy guio a mis hijas, las apuntalo y hago lo mísmo "las acompaño", no sé si eso entra dentro de los mandatos "sociales" pero sinceramente soy una madre muy sui generis, poco permisiva y muyy cuida, afortunadamente cuento con el respeto y el amor de mis 5 hijos y eso me hace muy felíz.

Un abrazo, te guardo para volver!
Besos patagónicos aunque con un poco de ceniza.

Morkelik dijo...

Elsa, he trabajdo el tema de los mandatos, porque mi terapeuta me hablaba de "mandatos familiares" que en mi caso me condicionaban bastante, y no para bien.

puedo decir que soy sociologa por eleccion propia, que me case con un hombre por amor y no por status u otras cuestiones, y que vivo bastante "a mi manera".

sin embargo a veces siento que mi mama hubiese querido otra cosa. por eso durante mucho tiempo me senti mal pensando que la decepcione, pero ahora (y gracias a la terapia, jajaja) me doy cuenta de que soy una buena hija aunque no siga las recetas familiares. besos, muy buen tema.

Susana de Argentina dijo...

Tía Elsa, cuando puedas te dejo un pequeño reconocimiento en mi blog!!! besitos!!!!

madre hay una sola dijo...

Yo no soy rebelde (para eso estaba mi hermana, je) pero hago la mía, de callada nomás, sin mucho alboroto. No lo hago por querer llevarle la contra a nadie, es simplemente que no me sale seguir un camino que no sea el mío. Hasta ahora estoy muy contenta. Todo, hasta las cosas que hoy reconozco como equivocaciones, fueron parte del aprendizaje necesario para llegar adonde estoy, y me dí el gusto de hacer casi todo lo que quise. Besos.

angela dijo...

He llegado a tí por otro blog y me gustó leerte.Yo, soy de las que siempre en mi vida hubo un pero ...Quería licenciarme en filología española y lo hice en geografía e historia, me puse a trabajar de profesora y tuve que perdir excedencia para cuidar de mis padres cuando fueron mayores, volví al trabajo y la excesiva responsabilidad en la que me implico terminó pasándome factura...Vivo en una ciudad que no me gusta... pero, por amor estoy aquí, desde hace 30 años...Como ves siempre hubo un pero que ha cambiado mi vida pero, a pesar de todo sigo adelante.
Si quieres contestarme estoyen
http://Angela-desdemisilencio.blogspot.com
Un abrazo.Angela

VG de A dijo...

qué tema el de los mandatos!!
Yo creo que estoy en el camino que quise caminar siempre, pero en el medio puede ser que me haya desviado por complacer los mandatos, (o por hacer todo lo contrario).
Así fue que empecé 3 carreras distintas hasta finalmente terminar una, que tampoco era la que quería!!! Pero eso no tuvo que ver con mandatos sino con terminar algo...

En mi adolescencia fui un a hija ejemplar, y mis viejos idem. En el colegio me iba perfecto entonces me dejaban hacer todo lo que quisiera. La única exigencia era que había que ir al club y hacer algun deporte o pasar el día allí.
Mi rebeldía pasó por llevar la contra con el tipo de chicos con los que salía, pero digamos que mi adolescencia terminó temprano porque nos fuimos a vivir a otro país, mis viejos se divorciaron mal y yo tuve que empezar a mantenerme sola a los 19, así que a partir de allí los mandatos se fueron a la miércoles y contruí mi propia aventura.
Hoy soy inmensamente feliz con todo lo que siempre quise.
Saludos!!!

la kioskera dijo...

A mi de mis padres algunas cosas me han quedado, pero poquitas............yo desde muy pequeña he sido muyyyyyyyyyy cabezona y hacia lo que queria, ellos tampoco intentaron cambiarme la verdad sea dicha.
Miro hacia tras y pocas cosas cambiaria.

Un besazo

yo soy dijo...

yo sí estoy haciendo lo que deseo, y en gran parte lo hago aquí

y gracias a dios no oculto mis sentimientos, casi me enorgullezco de ser capaz de llorar a mis 42 años, creo que la hombría tiene poco que ver con eso

abrazo

yo

tia elsa dijo...

Amigas blogueras: Gracias por contar sus experiencias, estos temas son verdaderos disparadores, porque muchas veces si no se tocan, son cosas que están ahi guardadas y que ni siquiera reconocemos, pero creo que en general todas/os están conformes con sus elecciones, lo cual es altamente positivo.
Corresponde, dado que fui yo quien sacó el tema que cuente mi experiencia:
En la època que fue adolecente y jovencita (fines del prinicipio de los 80) todavía importaba mucho el casarse, no quedarse SOLTERONA, era visto como una tragedia. Creo que ese chip lo tenía tan incorporado, que para mi casarse y tener hijos era la única opción valedera. Por lo tanto nunca me lo plantee hasta que salió este tema.
Y la verdad es que de lo mas orgullosa que estoy es de la familia que tengo y soy familiera, por lo tanto no reniego de mi elección, ahora sí, hubiera esperado mas para casarme y tener hijos, para disfrutar de cosas que después por obligaciones, económicas, etc, ya se te escapan. Mi tardía maternidad (Damián) me demostró que hay tiempo para todo, ah! inclusive estudié de grande, justamente una cuestión que resigné por la prioridad de casarme y la familia. Hoy si volviera a vivir lo haría antes.
Pdta: Que lindo Yo que llores cuando así lo sentis, es bueno cuando el hombre muestra su sensibilidad sin avergonzarse, Franco es igual y eso es una de las tantas cosas por las que lo sigo amando.

vf dijo...

hola tia elsa:
mis mandatos recibidos y hoy cuestionados son los siguientes:
-casate rapido porque si no te vas a quedar sola (cosa que en realidad hice pero porque quise)
- las madres que se quedan en sus casas son mejores madres. Eh??? comprobado que no tiene nada que ver
-la virginidad... jajajaja todavia me estoy cagando de risa en la cara de mi progenitora.
besos

SILVIA dijo...

hola tia elsa
lamentablemente no pude seguir la carrera que me gustaba , porque tube que cuidar a mi sobrino para que mi hermana trabajara, de grande termine el secundario de adulto y quizas algun dia estudie lo que me gusta NUNCA ES TARDE , veremos el tiempo lo dira
te dejo un fuerte abrazo

fuerza dijo...

Hoy por hoy soy feliz, no hice nada de lo que quería hacer...sufrí mucho por eso, pero lo que tengo ahora es la recompensa de todo lo llorado!

Un beso!

Marian dijo...

Hola vengo a visitarte por recomendación de Susana de Argentina, parece muy interesante tu blog con tu permiso echaré un vistazo.

Sobre el post te comento, creo que cada uno estudia aquello para lo que cree que tiene más habilidades, salvo casos en los que los padres obligan a estudiar lo que ellos quieren que sea el hijo, esto no suele dar buen resultado casi siempre fracasan.
Todos vamos marcando desde pequeñitos nuestros gustos y obedeciendo a estos vamos encarrilandonos en la vida y preparandonos para lo que será nuestro futuro.
Un saludo.

Polin dijo...

la vida te da va dando las opciones, en mí casa, cambié de carrera, soy empresaria, me casé, tengo un hijo lindo y otro en camino, vivo lejos de mi familia y estoy feliz con la vida que tengo...

LaUReAna dijo...

Qué tema este de los mandatos, la verdad es que ahora que tengo hijos pienso en mis viejos y me agarro la cabeza pensando que me pueda pasar lo mismo que a ellos, lidiar con una pendeja rebelde, maleducada, porfiada, que se defendía como una loca y hacía siempre lo que quería. Fue bravo, mi adolescencia y hasta los 24 que me fui de mi casa fueron una lucha sin cuartel, ahora pienso que las cosas podrían haber sido distintas, muchas veces me planteo que no hice nada como mis viejos hubieran querido, pero ellos tampoco me la hicieron fácil, nunca. Ahora mis chicos -los nietos- pusieron un manto de piedad en nuestra relación, pero quedaron muchas cosas pendientes sin hablar que ya me parece prescribieron, no sé si tendría demasiado sentido. Todo un tema, un beso tía Elsa buen fin de semana!

Tinika dijo...

Hay cosas que he hecho a lo largo de mi vida que si han sido influenciadas por mi familia, pero siempre he tenido un punto de rebeldía importante que me ha hecho revelarme en ocasiones y claro han traido disgustillos.
Hoy en dia tengo momentos muy felices, porque creo que la felicidad continua no existe, pero si me han quedado muchas espinitas por conseguir y que hoy ya con 38 años no me veo capacitada para ejercer.

Te dejé un MEME en mi blog por si te apetece hacerlo, no es obligatorio eh?

Te mando un besote

Themis dijo...

Hola! Tengo 55 años pero no hace muchos años que descubrí que realmente hacemos elecciones en nuestra vida, concientes o inconcientes pero las hacemos. A partir de que hice conciencia de eso empecé a pensar más qué eligo y por qué, pero hasta ese momento a mí la vida me pasaba, es decir las cosas me pasaban como si fueran accidentes o una cadena de casualidades que no me quedaba otra que aceptar y seguir para adelante, a pesar de que mi mamá siempre dijo que yo fui la más rebelde de casa, menos mal! Lamento no haber aprendido antes a que las elecciones las podía hacer yo concientemente, pero bueno, más vale tarde que nunca.

Fede y mamá Jesi dijo...

Creo que seguí bastante los mandatos familiares: primero me recibí a los 22 - me casé y me embaracé a los 23 (en realidad primero me embaracé y después me casé) :P

Creo que en ese sentido están conformes conmigo :P

carlota dijo...

Creo que mi vida ha ido transcurriendo en parte bajo la referencia de mandatos externos y en parte bajo mis ansias de libertad. Miro para atrás, y no es que sea quizás la vida que me hubiese gustado o que les hubiese gustado a otros para mí: pero es mi vida. Y sólo pretendo haber aprendido de mis errores. No cambiaría nada. Sigo caminando y quiero que la vida me sorprenda y yo sorprender a los míos. Un beso.