Damian

LLegaste a nuestra vida en forma sorpresiva. Todo comenzó con un atraso de pocos días, el dolor de ovario y las preguntas que me acechaban "¿Será un anunció premenopausico? Como ya tengo 43". Franco "Por que no te dejas de joder y vas a la ginecóloga". Y fui, la ecografía dió como resultado "utero ocupado" no se visualizaba nada más, o había retención del período o era un embarzo muy reciente. El test en casa lo confirmó. No lo podíamos creer, hay que decirles a los chicos. Los comentarios de los amigos, parientes, compañeros de trabajo: "Volver a empezar"; "Después de tantos años, que dijeron los pibes?"; "A tu edad aumentan los riesgos". Pero seguimos adelante y te esperamos con la misma ilusión que a todos nuestros hijos. Y llego el día, tan de sorpresa como tu anunció. Un simple control y surgió que había sufrimiento fetal, "ya viene el médico, hay que hacer una césarea de urgencia". "Dios mio no tengo nada nada, tengo que llamar a Yani y Leo que me traigan el bolso a la clinica". Nacistes un 3 de abril a la 14:15, chiquititoooooo!, te faltaba casi un mes, pero estabas maduro, respirabas bien y tenias el reflejo para mamar, por lo tanto después de unas horas en la incubadora, te pude tener.
Tus hermanos se casaron, ya no están, pero quedastes vos para que la casa continúe con voces, risas y llantos infantiles, con juguetes, desparramos, mochila, útiles escolares y otros chicos que siempre vienen a jugar porque en definitiva sos como un hijo único. Este es mi pequeño homenaje a la vida que me dió este hijo hermoso, dulce, bueno, el hijo de la edad madura.

10 comentarios:

madre hay una sola dijo...

Y que tiene una vocecita encantadora, unas preguntas oportunísimas y unas conclusiones hilarantes (preguntale por su teoría de las cucarachas, según él están RELLENAS de ricota).

tia elsa dijo...

la verdad no sabía de esas extrañas conclusiones jajaja!! Le voy a preguntar. Besitos

Maguita dijo...

Qué hermosa historia, en mi familia también tenemos una parecida, una tía que a los 47 y después de toda su vida sin cuidarse porque no podía tener hijos, con uno adoptado de 13, tuvo un atraso de tres meses... mirá si voy a estar embarazada! y sí, ahí estaba ella, Milagros, una maravilla de nena!!! Tan ocurrente y encantadora como el tuyo, por lo que dice Sil. Coincido, las cucarachas parecen rellenas de ricota!!!

tusitala dijo...

Ay, no, chicas me mataron! me encanta la ricota y odio las cucarachas! Ahora comeré ricota pensando en cucarachas? Puaj

Qué increíble historia, qué grande que es la vida a veces... casi siempre.

Y qué dijeron los pibes cuando supieron del hermanito?... Bue, qué dijeron los padres del embarazo por sorpresa? Todo tan tierno, tan dulce.

Besos.

tia elsa dijo...

Te contesto tus preguntas Tusitala, mira nosotros (padres) al principio no lo podíamos creer, pero después lo empezamos a esperar con toda la ilusión y con un poquito de temor, por los riesgos de la edad. Mi hija chocha, feliz, fue la segunda mamá, y mi hijo nos miraba como diciendo "como ustedes todavia...?, se piensan que los padres no tienen vida sexual, pero luego del espanto llego el amor a su hermano con 18 años de diferencia, actualmente se llevan de 10, gracias por visitarme y eso va para todas, besos

Michele dijo...

Viste, volvemos a lo mismo de tu último post... él ya los había elegido por algo... todo pasa cuando tiene que pasar... y en el caso de los hijos creo que ellos escogen cuando aterrizar... cariños y un abrazo enorme

VG de A dijo...

¡Qué regalo tan hermoso! Un hijo ya te cambia la vida de una forma maravillosa. Me imagino cuántas pilas le pone empezar a vivir las etapas del crecimiento de un hijo de nuevo, cuando ya contás con otro tipo de madurez y te encuentra a vos en otra etapa. Te felicito!
Qué riqueza de historias!
Salu2,

Gabriela dijo...

ahhhhhhhhh Elsa, que historia tan linda, con cuanto amor la relatas.
recien llego a tu blog y esta primera historia que leo me emociono mucho

un abrazo

Cieguilla dijo...

Mi hermana menor tambien llego asi, casi sin avisar, cuando mi mama tenia 40. Pilar es el mejor regalo que nos la vida nos podria haber hecho :-)

Besos xx

Rossana Vanadía dijo...

Yo también soy hija de la madurez, digamos. Me tuvieron a los 42 y mis hermanos me llevan 13 y 14 años. Excelente relación con ellos. Mis sobrinos, son un sol.