Vuelta a casa

Ya estoy de regreso. Estuve 20 días en Canasvieiras, Florianópolis, Brasil y dos en Gramado y Canela en el mismo país.
Fueron sin duda alguna las mejores vacaciones de los últimos años, porque además de amar a Brasil, su gente, sus playas, nos encontramos con los amigos que conocimos en Floripa para festejar el año nuevo y luego vino un matrimonio amigo de toda la vida que hacia dos años no nos veiamos, oriundos de la Provincia de Córdoba, Argentina a 800 km de distancia de Buenos Aires. A este matrimonio lo conocimos en Mar del Plata en un verano del año 1987 y de allí siguió una amistad de esas que se afianzan con los años. Fue muy emocionante cuando recibi el llamado que iban a veranear en la isla de Florianópolis.
En la playa eramos una banda de cuatro matrimonios con tres niños, mateando, riendo, contando anècdotas y disfrutando del calor, el sol y el agua.
Gramado y Canela son dos ciudades bellísimas con muy lindos circuitos turísticos, llenas de flores y edificios al estilo de Suiza.
No obstante el viaje no comenzó bien. En la ruta cuando ya habiamos recorrido 700 km nos topamos con un pozo profundo (después de haber pagado peaje 30 km antes) que por el golpe rompió la cubierta de adelante y de atrás del auto, podríamos habernos matado porque el impacto fue brutal, Franco apenas pudo mantener la dirección del auto y tuvimos la suerte que no venia ningún vehículo de frente.
No eramos los únicos, varios autos estaban parados con daños similares, algunos pudieron seguir porque era una sola cubierta, otros estaban como nosotros, en algunos casos con heridas.
Allì parados en el medio del campo todos nos solidarizamos y conenzamos a llamar al auxilio del peaje, a la gendarmería. En nuestro caso nos ofrecieron llevarnos a una gomería para ver si arreglando la cubierta menos dañada podiamos continuar el viaje hasta la ciudad de Paso de los Libres, limite fornterizo con Brasil. Allí partí en el auxilio del peaje con la rueda mientras Franco se quedaba con Dami. En la gomería había una señora con cinco criaturas pequeñas que había sufrido el mismo percance a las tres de la mañana. Nuestro accidente fue a las 7 de la mañana, es decir que hacia por lo menos4 horas que sabían de la exitencia del pozo y nadie de vialidad hizo nada. Quizás esperaban la muerte de alguien, la verdad no se entiende. Luego volví con el auxilio, pusimos la rueda y seguimos viaje, pero faltando 30 km para llegar a Paso de los Libres se volvió a desinflar. Nuevamente la angustia y otra vez en el medio de nada. Franco entro a caminar y hacer dedo, un camionero lo levantó y lo llevó hasta el destacamento de la Gendarmería más próximo. Allì dos gendarmes lo trajeron con una camioneta, vieron el daño y resolvieron dejarme a mi y a Dami en el destacamento y ellos ir con Franco a Paso de los Libres a comprar una cubierta. Después de esperar casi dos horas llegaron, volvimos donde había quedado el auto, colocamos la rueda y seguimos nuestro camino. Va mi agradecimiento a los dos gendarmes, sin ellos no sé que habría pasado.
Por supuesto iniciaré una demanda contra la concecionaria vial.
A pesar que nos dió pena partir hoy volver a ver a mis hijos Yani y Leo, a mi madre, hermano, cuñada y sobrinas me da esa sensación tan linda de volver a casa.
Edito video del pozo en la ruta, espero puedan verlo.
video

Vacaciones

Estamos descansando, disfrutando de unas lindas vacacines ya les contaré detalles, tengo cosas importantes que contar que nos pasaron. Besos a todos y feliz ano nuevo.